La locura y excentricidad de los 70’s

Fue la década de mujeres poderosas y “súper hombres”. En el lado femenino sobresalieron la joven Margaret Thatcher, la madre Teresa de Calcuta, la activista Angela Davids del movimiento feminista, y también resaltaban hombres como Ho Chi Minh, Silvestre Stallone y Muhammad Ali. Todos ellos fueron amados u odiados, pero nunca provocaron indiferencia

Elvis Presley murió; los Beatles se separaron; Woody Allen alcanzó el estrellato; George Lucas, por un lado, y Marlon Brando y Francis Ford Coppola, por el otro, nos legaron “La guerra de las galaxias” y “El padrino”.

La libertad que había empezado a arraigar en la década de 1960 prosiguió durante la década posterior. Nada era demasiado corto, malo, colorista o abrumadoramente estampado.

Se rompieron todas las reglas. Hubo muchos movimientos naturistas. El estilo de la moda rozaba lo deforme, con exageraciones de todos los componentes: solapas, puños, mangas, dobladillos, corbatas, cuellos ¡todo!

Aunque los gigantes de la confección continuaron normalmente produciendo y obteniendo grandes beneficios, la atención se desplazó hacia los jóvenes diseñadores. Yves Saint Laurent y Mary Quant siguieron con las tendencias que habían fijado en la década anterior. Calvin Klein, cercano a los treinta años de edad, se convirtió en una nueva figura de la moda. Vivienne Westwood -a la cual admiro- obtuvo un éxito inmediato.

La popularidad de la minifalda y las botas altas de plataforma eran clásicas, y la moda de los  hot pants, pantalones acampanados en texturas brillantes o plásticas, aumentaron cada día más. La ropa deportiva era estrafalaria, los estampados y las formas mostraron una desbordante excentricidad.

Los hippies con el pelo largo y desalineado, flores por todos lados, signos de amor y paz por doquier, drogas y liberación en su máxima expresión.

¿Cómo olvidar la serie estadounidense Los Ángeles de Charlie, con la hermosa Farrah Fawcett? Fue una gran inspiración para el maquillaje y peinado, todas querían lucir tan bronceadas como ellas.

Pieles apenas besadas por el sol, perfectamente doradas y mostrando sus pecas en el rostro

Gran explosión de maquillaje, salvaje y sin restricciones de color o diseños.

Revlon empezó a hacer lipsticks escarchados en 17 diferentes tonos.

Las mujeres usaban muy poco delineador en las pestañas superiores, preferían enfatizar con un delineador blanco o plata sobre la línea de agua.

Las sombras de los párpados podían variar desde los naranjas, rosas, azules o amarillo. La mascara de pestañas no podía faltar.

El maquillaje de noche era con mucho glitter y tonos metálicos como el plateado y dorado.  Los labios en colores claros y en diferentes texturas; la favorita sin duda era la escarchada.  Las cejas eran delgadas y definidas; sin embargo, muchas optaron por dejar de depilarlas.

Beatriz Cisneros maquillista profesional

***

Twiggy propuso el maquillaje con labios claros, ojos marcados y con pestañas postizas, proporcionando dramatismo a los grandes ojos.

La tendencia al utilizar el blush era en forma de L.

Las mujeres lucían como divas recién salidas del Amazonas, al estilo de la hermosa Bo Derek en “10, la mujer perfecta”.


***Créditos

Maquillaje: Beatriz Cisneros

Fotografía: Raúl Higuera

Fashion Stylist: Donatella Musco

Peinado: Bruno Silvani

Belleza Hildelisa Beltrán

Revista GLAMOUR

Locación: Torre Eiffel París

Beatriz Cisneros

Comments (0)

Be the first to leave a reply!

Add Your Comment

* required

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies